יום ראשון, 20 במרץ 2011

הרהורי פורים Reflexión de Purim

ב"ה

פורים שמח לכולם Purim Sameaj leKulam, Feliz Purim a todos.

Me da tremenda alegría comenzar esta festividad con la noticia del ataque a territorio libio. Una vez más nuestro pueblo verá b"h la destrucción de otro de nuestros grandes enemigos. Y es que la historia se repite ya que persona, gobierno, país o imperio que ha tratado de aniquilar al judío, a perecido en su intento. El último fue Sadam Huseim y ahora todos esperamos que Gadafi corra la misma suerte. La suerte de Haman[1].


Ayer tuvimos una tarde divertida. Nadav y yo estuvimos en la sinagoga conservadora-Masortí de Rishon LeZion, una comunidad pequeña en el centro de la ciudad, celebrando Purim y escuchando la Meguilá Ester, el libro de Ester que encontramos en la Tanaj o lo que los cristianos denominan y yo me refiero como mal llamado 'antiguo testamento'.
En la sinagoga la gente iba disfrazada como es tradición en esta fiesta y será por eso que occidente llama a este día el carnaval judío en lugar de Purim. Ignorancia o quizás ninguna gana de recordar y reconocer el triunfo judío sobre nuestros enemigos.
Y de eso hablaré hoy, de nuestros enemigos y de su particular forma de desearnos un feliz Purim.

En Purim se acostumbra a dar Misloaj Manot, regalos comestibles, a amigos, familiares o vecinos y, como era de esperar, nuestros vecinos de más allá de la frontera nos envían como regalo 50 misiles que nos hemos comido de lleno. Cabe decir que este es el ataque más numeroso desde la incursión en Gaza de 2009. Están pidiendo a gritos otra Nakba. La tendrán tarde o temprano.

Naciones Unidas no tiene tiempo para preocuparse de Israel ya que está demasiado ocupada decidiendo cuando es legal atacar a un país o cuando es legítima una guerra. En mi opinión llevan 23 años[2] de retraso en Libia donde otro ser inmundo de este planeta, de las portadas pasará a las necrológicas. Un "perro judío", como nos llama Gadafi, tarde o temprano leerá mientras toma un café en una terraza de Tel Aviv como otro Hamán cae.

Otro viejo amigo nuestro, o vieja en este caso, nos felicita Purim a su manera y nos  dedica unas líneas en un periódico español. Antonio Gala hace gala de su ya conocido antisemitismo. Esta vez nos llama pulgas. Escribe; Debería tomar consciencia de sí misma y desaparecer, algo que hubiera gustado leer al mismo Hitler, a quien también le hubiera gustado gasear por maricón. Sería un alivio para todos que el bastón que siempre lleva lo utilice no solo para caminar si no para autosodomizarse y deje así de dar por el culo al pueblo judío, siempre con la excusa de ser antiisraelí y no antisemita. En la misma dedicación habla de Israel como el país más racista. Habrá que explicarle que hizo Israel por los etíopes sudaneses en la Operación Moisés[3] (1984) y por los etíopes en  las Operaciónes Josué[4] (1985) y Salomón[5] (1991).
O por los yemeníes en la Operación Alfombra Mágica[6] (Operación en alas de Águilas) (1949 - 1950)
O por los irakíes en la Operación Esdras y Nehemías[7] (1950 - 1952).
A ver qué país hace tanto por su pueblo independientemente de si este tiene la piel blanca, negra, azul o roja.
Pero eso a quien le importa. Israel es racista y punto. Quien trata de defenderse del ataque de 50 misiles en un solo día es eso, de racistas.
No es de extrañar que este individuo fuera el Presidente de la Asociación de Amistad Hispano-Árabe (1981) así como en la misma época de la Sociedad de Amistad España-URSS con subvención de la extinta Unión Soviética, otro Hamán que otrora nos dedicaba progroms.  

Solo nos queda esperar sentados con café en mano y con el plácido sol de la tierra que mana leche y miel como el Hamán de la literatura española deje de seguir siendo un incordio para nuestro pueblo. Sablanut, paciencia.
 

De momento así está la actualidad en Oriente Medio, seguimos teniendo enemigos con las esperanzas de que sin duda desaparecerán tarde o temprano.
עם ישראל חי    (Am Israel Jai), el pueblo de Israel vive, no es solo una frase escuchada hasta la saciedad en nuestro entorno si no el ejemplo claro de que, pese a las amenazas de aniquilación, el haber estado hasta el punto de ser borrados de la historia (1939-1945), nuestro pueblo resurge por mantenernos fieles a nuestra tradiciones y la promesa de D"s de que nos protegerá por siempre[8].

Desde aquí un fuerte y sonoro Am Israel Jai!
Por la pronta desaparición de todos nuestros enemigos y que seamos testigos de ello.


Yom Rishon, 14 de Adar II de 5771
      Domingo, 20 de marzo de 2011

   
   דויד ד. יאבו
   David D. Yabo







[1] Hamán quiso aniquilar al pueblo judío en Persia. Coaccionó al Rey Ajashverosh para firmar un edicto en el que el mismo día, todos fueran muertos por la ley real, pero en el último momento sus planes fueron truncados y fue el propio pueblo judío quien acabó no solo con Hamán si no con todos sus enemigos en el mismo día que Hamán quiso destruirlos.

[2] El 21 de diciembre de 1988, el vuelo 103 de Pan Am fue víctima de un atentado terrorista. El avión explotó en pleno vuelo matando así a 259 personas más otras 11 en tierra, ya que los restos cayeron sobre la ciudad escocesa de Lockerbie.
La investigación determinó que Abdelbaset Ali Mohmed Al Megrahi, agente de la inteligencia libia y jefe de la seguridad de las Aerolíneas Árabes Libias (LAA), y Al Amin Khlifa Fhimah, director de las LAA en el aeropuerto de Luqa, Libia, estaban detrás de los atentados.
Libia se negó a entregar a sus dos ciudadanos a las autoridades británicas lo que hizo sospechar de Gadafi que años después, el 15 de agosto de 2003 aceptó formalmente la responsabilidad del atentado.

[3] La Operación Moisés, en honor a Moshé Rabeinu (Moisés), organizada por el Gobierno israelí junto con el Mosad y con la ayuda de EE.UU, salvó de una muerte segura a 8.000 judíos etíopes en los campos de refugiados en territorio sudanés. Lamentablemente, los interéses árabes de que el gobierno de Jartum no colaborase con el de Jerusalem hicieron que 1.000 judíos quedasen en territorio sudanés.
4.000 murieron durante el recorrido a pie para llegar a Sudán donde aviones les evacuarían a Israel.

[4] La Operación Josué salvó a 800 judíos etíopes de Sudán llevándolos a Israel.

[5] La Operación Salomón de 36h de duración, trasladó en 34 aviones de la compañía aérea israelí El Al a 14.325 judíos Beta Israel desde Etiopía a Israel.
Dos bebés nacieron durante el duelo.

[6] La Operación Alfombra Mágica salvó a 49.000 judíos de Yemén transportándolos al recién creado Estado de Israel.
El segundo nombre dado a la Operación, "en alas de águilas" se debe a que la mayoría de los judíos de Yemen nunca habían visto un avión y tenían miedo de meterse dentro de uno. Pero el rabino les recordó la profecía bíblica de Ishaiá / Isaías (40:31) “Así ascenderán con alas como águilas” y Shemot / Éxodo (19:4) “Vosotros visteis los que hice en Egipto y cómo los traje con alas de águila ante Mi” e inmediatamente después todos accedieron, sin titubeos.

[7] La Operación Esdras y Nehemías rescató a 120.000 judíos de Irak a través de Irán y Chipre.
Lleva el nombre de Esdrás y Nehemías, quienes dirigieron al pueblo judío desde el exilio en Babilonia al regreso hacia Israel.

[8] "Bendeciré a los que te bendigan y al que te maldiga maldeciré. Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra" (Bereshit / Génesis, 12:3)

"Habitaré en medio de los Hijos de Israel y no abandonaré a mi pueblo Israel" (Melajim / Reyes, 6:13)


El hazán (cantor) leyendo la Meguila Ester.

 


En la oración de Havdalá se abre el armario donde se guarda la Torá.

אין תגובות:

הוסף רשומת תגובה