יום רביעי, 28 בספטמבר 2011

שנה טובה Feliz año

ב"ה

Hoy todo Am Israel (el Pueblo judío o el Pueblo de Israel), se prepara para dar comienzo esta tarde, al anochecer, la festividad de Rosh HaShaná, el año nuevo judío.

Tal y como está escrito en la Torá (Pentateuco);

Y le dijo el Eterno a Moshé (Moíses); "Diles a los hijos de Israel: El día primero del mes séptimo (tishrí), será para vosotros día de descanso, de convocación santa y lo conmemoraréis al son de trompetas (de cuerno de carnero). Ese día no haréis trabajo servil, y brindaréis al Eterno una ofrenda ígnea".

Vaikrá (Levítico), 23, 23-25.

Para más información sobre Rosh HaShaná, pulsa aquí

Shaná Tová uMetuká
Que tengáis un buen y dulce año 5772.



Yom Revií, 25 de Elul de 5771
  Miércoles, 28 de septiembre de 2011



   
   דויד ד. יאבו
   David D. Yabo

Netanyahu en la Onu (video en español)

Discurso del Primer Ministro de Israel, Biniamin Netanyahu, el pasado viernes 23 de septiembre en las Naciones Unidas.




יום רביעי, 14 בספטמבר 2011

היה לנו מדינה Ya teníamos un Estado

ב"ה



Israel obtuvo su independencia en 1948 pero ya desde 1882, con la Primera Aliá, comenzó a crearse el futuro Estado de Israel.

Los países que votaron en las Naciones Unidas a favor de la Partición en 1947, a los cuales siempre estaremos agradecidos, permitieron que nuestro estado se independizara. Pero no penséis, ni por un momento, que de la noche a la mañana y que a consecuencia de la votación surgió todo un país.
Que quede muy claro que antes de 1948 ya teníamos formado un Estado.
Los pioneros judíos, la gran mayoría procedentes de Europa Oriental, que huían de las persecuciones y los pogroms, levantaron ciudades donde antes reinaba la arena, construyeron universidades a día de hoy prestigiosas en todo el mundo, escuelas y hospitales que dan educación y cuidados a judíos, musulmanes y cristianos, reforestaron con millones de árboles una tierra árida que había permanecido muerta por más de 500 años prosperando la agricultura hasta tal punto que no necesitamos importar frutas ni verduras. Tenemos tanta que incluso exportamos a otros países.
Nadie nos regaló nada. Todo fue gracias al esfuerzo, al sudor e ingenio judío, a las ganas y el anhelo de >>redimir la tierra<<. Tenemos un Estado,  tal y como escribió Hertzl "Donde, finalmente, podremos vivir como los hombres libres en nuestra propia patria", porque nos lo hemos ganado.
Desde 1882 hasta 1948 para conseguir nuestro estado no fue necesario asesinar a nadie, ni organizar secuestros, ni coaccionar gobiernos, ni tan siquiera iniciar una revolución o una guerra. Sin embargo hubo que defender todo aquello que tanto costó construir puesto que al día siguiente de la declaración de independencia siete fueron las naciones árabes las que trataron de destruir todo aquel progreso judío. Ante la ONU dijeron "no" a la creación de un Estado Judío sin importar que con esa negativa también estaban renunciando a la creación de un estado árabe (palestina).
Caemos en el error de pensar que en 1947 se votó solo a favor de la creación de un Estado Judío. La Partición incluía, también, la creación de un Estado Árabe (otro más), y la votación fue positiva. Los judíos aceptaron la decisión y la celebraron. Sin embargo los países árabes, junto con los árabes de palestina, rechazaron esta oferta. Su odio al judío era tal que ni se dieron cuenta del error que habían cometido.
Si el próximo día 20 de septiembre, finalmente, los palestinos deciden ir a las Naciones Unidas para votar la independencia de palestina, será la segunda vez en la historia que tengan ese privilegio.

Ahora bien, cabe preguntarse:
¿Qué han hecho los palestinos por palestina?
La respuesta es simple; nada salvo matar judíos.
El pueblo palestino no ha hecho nada útil por el futuro de su estado y no porque no haya podido sino porque no ha querido ya que su principal objetivo y la causa de todas sus desgracias fue el de "echar a los judíos al mar".
Después de cuatro guerras de no conseguirlo siguieron con dos intifadas. En menos de una semana nos amenazan con que iniciarán una tercera Intifada.
Una guerra mueve mucho dinero cuando se tienen empresas y negocios en materia armamentística. Los palestinos no tienen nada de eso, por lo cual todo el dinero que inviertan en una guerra, conflicto o intifada es un dinero perdido e irrecuperable. Ahora que Saddam Hussein no está, ¿quién pagará a las familias de los terroristas suicidas por entregar un hijo al “martirio”? Vosotros, tontos europeos.
La ONU, la UE, la Liga Árabe, Israel, EE.UU, y demás países llevan invirtiendo en los palestinos tres veces el coste del Plan Marshall, un plan que sirvió para reconstruir Europa tras la II Guerra Mundial. Imaginaros que clase de país pudieran haber tenido los palestinos si en lugar de matar judíos con ese dinero hubieran construido ciudades, hospitales, escuelas y universidades. Si en lugar de declararnos la guerra nos hubieran declarado la paz aquel día 29 de noviembre del 47.
La cruda realidad es que esto no solo afecta a los palestinos sino que también nos afectan a nosotros. Ellos pierden la satisfacción de tener su propio estado ganado, y no regalado, y nosotros perdemos vidas. Concretamente 22.867 caídos en conflictos bélicos y 2.443 en atentados terroristas desde el 14 de mayo de 1948.

Como ultimo apunte añadiré que para que los palestinos puedan progresar como personas y levantar un país primero tienen que asumir sus culpas. Después pedir perdón por el odio hacia los judíos e Israel el cual solo les a traído su ruina. De la cuál, como no, también somos culpables.

 

Yom Jamishí, 16 de Elul de 5771
  Miércoles, 14 de septiembre de 2011



   
   דויד ד. יאבו
   David D. Yabo

יום ראשון, 11 בספטמבר 2011

Nuestro 11-S se llama II Intifada

ב"ה

No duró de 8:45 a 10:28 sino que fue desde el año 2.000 hasta el 2.005.
Y no murieron 2.977 personas pero rozó el millar. Un 70% civiles.
Tampoco encontraron su final en el interior de grandes edificios o en aviones comerciales, sino que fueron asesinados en discotecas mientras se divertían con sus amigos, en pizzerías celebrando algún cumpleaños, o en autobuses cuando viajaban al trabajo, al colegio o a la universidad.

Precisamente el mismo día de los atentados en Nueva York, Virginia y Pensilvania, un atentado tuvo lugar en Israel donde los policías de frontera Andrei Zledkin z"l de 26 años y Tzachi David z"l de 19 años, fueron asesinados en el control de Bahan, Israel.
Al día siguiente, 12 de septiembre, le tocó el turno a Ruth Shu'i z¨l de 46 años asesinada en el interior de su coche, en Karnei Shmrom.

Nuestro 11-S se llama II Intifada porque durante el transcurso de casi 5 años fuimos el objetivo de quienes sesgaron la vida a casi 3.000 personas hace hoy 10 años en Estados Unidos.
El terrorismo islámico es el responsable de que se hayan cometido, hasta el día de hoy, 17.720 atentados en todo el mundo desde el 11 de septiembre de 2001.

Que la ONU aun no haya remediado esto no tiene perdón. Y menos aun que esta organización esté a favor de otorgarles un (otro) país a un pequeño grupo de estos criminales cuyo objetivo no es el de convivir junto con el único Estado Judío sino suplantarlo y construir su teocracia islámica sobre nuestra democracia plural y libre.

Regalarles un estado, no mediante la negociación sino la coacción, es un despropósito y una vergüenza propia de una organización secuestrada y amordazada, herida de muerte como son las Naciones Unidas.

¿Han de morir, otra vez, 6 millones de judíos para que el mundo abra los ojos y compruebe que el nazismo no desapareció sino que se trasladó de continente?

Hoy recordamos a los 2.752 muertos en las Torres Gemelas de Nueva York, 183 del Pentágono en Virgina y los 40 muertos del avión siniestrado en Shanksville, Pensilvania, que iba, supuestamente, contra el Capitolio.

Así como a los dos israelíes asesinados por ser lo que nacieron; judíos.



Yom Rishon, 12 de Elul de 5771
    Domingo, 11 de septiembre de 2011


   
   דויד ד. יאבו
   David D. Yabo


Shabúa Tov
Feliz semana

יום שני, 5 בספטמבר 2011

Tercera víctima israelí

Murió la tercera víctima israelí a consecuencia de la última escalada de violencia.

Eliyahu Naim ז"ל de 79 años, murió ayer en el Hospital Hadassah Ein Karem de Jerusalem a consecuencia de una grave lesión en la cabeza tras una aparatosa caída al escuchar la alarma Tzebá Adom o "Color Rojo" (alarma previo a un ataque con misiles), en la ciudad de Ashkelón, del pasado día 22 de agosto durante las intensas semanas en el que el sur de Israel fue bombardeado con misiles lanzados desde la Franja de Gaza.

Con esta son un total de 11 las víctimas israelíes desde los atentados del pasado día 18 de julio del sur de Israel.

יום ראשון, 4 בספטמבר 2011

שישה חודשים מהעילה שלי A seis meses de mi Retorno a Israel

ב"ה


Resumen de mis primeros seis meses viviendo en Israel:
Hoy se cumplen 6 meses desde que vivo en Israel y, 6 meses y 1 día desde que Nadav y yo nos casamos.
Durante este tiempo en Israel han ocurrido muchos acontecimientos, nacionales y personales, algunos tristes y otros alegres. Entre los acontecimientos nacionales tristes caben destacar los numerosos atentados hacia nuestro pueblo;  el atentado en Itamar (12 de marzo) que costó la vida a cinco (de los siete) miembros de la Familia Foguel; Ehud ז"ל de 36 años, Ruth ז"ל de 35 y tres de sus hijos, Yohav ז"ל de 11 años, Elad ז"לde 4 años y Adás ז"ל un bebe de 3 meses, y que fueron brutalmente degollados por dos palestinos residentes en Judea y Samaria (Cisjordania), un atentado en la estación de autobuses de Jerusalem (23 de marzo) donde una turista británica de 60 años perdió la vida al estallar una bomba, el 17 de abril murió Daniel Viflic ז"ל, un niño de 16 años al que diez días antes un misil lanzado desde la Franja de Gaza hizo impacto y explotó sobre el autobús en el que viajaba, un atentado en Tel Aviv (15 de mayo), cuya única víctima, Aviv Morad ז"ל de 29 años, fue embestido por una excavadora conducida por un árabe-israelí (palestino), dos intentos de invasión por parte de ciudadanos sirios y libaneses y 'refugiados' palestinos durante los días de la Nakba y la Naksa, un triple atentado en el Sur de Israel (18 de julio) a 20 km al norte de Eilat donde murieron 8 israelíes que fueron acribillados dentro de sus vehículos por palestinos y egipcios (según el periódico egipcio Al Masry Al Yaoum tres terroristas eran egipcios),  y una escalada de violencia (del 19 al 26 de julio), donde perdieron la vida dos israelíes a consecuencia del masivo impacto de misiles lanzados desde la Franja de Gaza a territorio israelí poniendo en peligro la vida de al menos 1.000.000 de personas.
Durante estos atentados y ataques contra la población israelí fueron numerosos los heridos, desde bebes hasta ancianos e incluso palestinos que trabajan en Israel.
Añadir que durante mi estancia se cumplieron 5 años del secuestro de Guilad Shalit a manos del grupo terrorista Hamás que gobierna en la Franja de Gaza desde 2005.
Hasta el día de hoy Guilad lleva 1897 días secuestrado y la Comunidad Internacional sigue sin emitir condenas ni sanciones contra Hamás.
Y por último, ayer mismo, el Primer Ministro turco expulsó a nuestro embajador en Ankara a consecuencia de la negativa del ejecutivo hebreo de pedir ‘perdón’ por el asalto a la embarcación del Mavi Marmara, el pasado mayo de 2010, donde murieron 9 turcos. ¿Perdón? ¿Por defender nuestras fronteras? Nunca.
El problema de Erdogán es que quiere centrar la atención en que “Israel es responsable de romper los acuerdos de paz” para que nadie piense que es el propio Primer Ministro el responsable de la muerte de sus ciudadanos. El informe Palmer asegura que el bloqueo en la Franja de Gaza por Israel es totalmente legal según el Derecho Internacional, por lo que el asalto a la flotilla “de la paz” fue legítimo. Quien debiera pedir perdón, y a todo el mundo, es Turquía por fomentar el odio contra Israel y subvencionar a grupos terroristas vinculados a Al Qaeda.
Entre las alegrías nacionales está la de que somos un pueblo que, pese a las constantes amenazas de exterminio por parte de nuestros vecinos, seguimos vivos. Aunque nuestra mayor alegría será el día en que Naciones Unidas se dé cuenta de que el relevo del nazismo lo cogió el mundo árabe y el islamismo es el máximo responsable de continuar el legado nacional socialista alemán como bien lo expresó Abbas cuando dijo que quería un Estado palestino “libre de judíos”.
Entre las alegrías personales (no hay ninguna tristeza personal b”h salvo que engordé 6 kg), están la de mi conversión al judaísmo en Londres (15 de marzo), después de casi 8 años de espera e intenso estudio. Resulta curioso que durante casi 10 años tenía por meta la de casarme, convertirme al judaísmo y vivir en Israel y resultó que las conseguí todas juntas en un margen de 15 días. ¿Alguien puede imaginarse el estrés que ello produce?
Las festividades judías que celebré, como judío, junto con mi (nueva) familia también es algo muy grato de recordar. Purim (donde recordamos que pese al intento de exterminio de nuestro pueblo, sobrevivimos a todo y todos), Pesaj (la Pascua judía), Yom hazicarón (Día del Recuerdo de todos los caídos por la Defensa del Estado y víctimas de ataques terroristas), Yom Haatzmaut (Día de la Independencia), Shabuot (la entrega de la Torá), y todos los Shabat que he pasado en casa, descansando, junto con la persona que más quiero.
También es de tremenda alegría que hace poco el Ministerio de Interior me otorgó un visado especial para trabajar, hasta que les entregue todos los documentos para obtener la nacionalidad israelí, y en muy poco tiempo encontré un trabajo. También abrí una cuenta en el banco aunque sin dinero, por lo que se aceptan donaciones.
Una fiesta un tanto especial, que desconocía en carne propia la manera de su celebración en este país, fue la del Orgullo Gay en Tel Aviv. La diferencia de la de Madrid, que es la que conozco, es que en la israelí se respira un ambiente de tolerancia y respeto. Mientras que en la capital española la máxima de muchos es la laicidad no solo aplicada al Estado español sino una laicidad  individual y una ideología política impuesta (si eres gay has de votar a la izquierda, y punto, no creer en nada superior, y punto), o frecuentes eslóganes contra los religiosos, en Tel Aviv no vi nada parecido. Es más, lo que si vi fue a muchos religiosos marchando junto a una carroza de la Comunidad Judía Religiosa Gay de Israel. ¿Alguien se imagina una carroza de cristianos gay´s en la Gran Vía madrileña junto con ese lamentable espectáculo que distorsiona la imagen de la homosexualidad? Se desgarrarían las pocas vestiduras que llevasen, si es que a un taparrabos se le puede llamar vestirse. Por cierto que en la Manifestación también vi a varios árabes palestinos, junto a judíos, divirtiéndose y celebrando algo que en sus países o sus territorios sería castigado con la muerte como en la Franja de Gaza (desde el 2008 se aplica la Sharía) o con 10 años de cárcel y fuertes multas en Cisjordania (la ordenanza nº 74 del Código penal Británico de 1936 sigue en vigor. El artículo 152(2) del Código castiga los actos sexuales entre hombres).

Hoy se cumplen seis meses de un sueño cumplido. De un sueño difícil pero no imposible. Y sobre todo un sueño costoso pero con las fuerzas necesarias para proseguir con él hasta el último aliento.
Muchos me preguntáis por qué Israel es tan importante para mí. Con tantos atentados y amenazas por parte de una población con más de 1.600 millones de individuos, ¿por qué vivir en Israel?
Lo resumiré en una frase de esta estupenda canción:
אין לי ארץ אחרת
Ein li Erets ajeret
No tengo otro país




Letra de la canción;
No tengo otro país
incluso si mi tierra está ardiendo
sólo una palabra en hebreo
penetra en mis venas, hacia mi alma
en un cuerpo adolorido, en un corazón hambriento
Aquí está mi hogar.

No callaré
porque mi tierra altere su rostro

No me rendiré en recordarle
y le cantaré aquí al oído
hasta que abra los ojos

No tengo otro país
incluso si mi tierra está ardiendo
sólo una palabra en hebreo
penetra en mis venas, hacia mi alma
en un cuerpo adolorido, en un corazón hambriento
Aquí está mi hogar.

No tengo otro país
hasta que renueva sus días
hasta que abra los ojos.


Yom Rishon, 5 de Elul de 5771
    Domingo, 4 de septiembre de 2011

   
   דויד ד. יאבו
   David D. Yabo


Shabúa Tov
Feliz semana